Judo

Breve reseña histórica

Las primeras referencias que se tiene del judo guantanamero se remontan al año 1952, cuando algunos grupos de otras provincias que conocían este deporte, dieron algunas exhibiciones con ideas de difundir la práctica de esta antigua arte marcial en el territorio. Considerándose que la competencia más organizada y de mayor nivel técnico fue la realizada en el patio de la escuela Pedro A. Pérez (antiguamente La Salle), donde el Cuarto Dan y entrenador Antonio Fon de Ciudad Libertad en La Habana, realizó la labor de moderador, ejecutándose demostraciones técnicas y de defensa personal.

Paralelo a estos hechos en la base naval de Guantánamo, donde laboraban miles de trabajadores cubanos, un militar norteamericano nombrado Dave Bosch que poseía el grado de primer kiu cinturón marrón, por medio de un periódico que circulaba en los predios de este territorio, dio a conocer a todos los interesados en la práctica del judo, una convocatoria donde se realizó una reunión en la que se vieron presentes muchos cubanos y algunos militares norteamericanos. Dave Bosch hizo uso de la palabra explicando a grandes rasgos las características de este deporte e hizo una pregunta interesante que provocó que algunos aspirantes no fueran aceptados como alumnos: ¿Ustedes desean aprender judo como defensa personal o como deporte? Los que contestaron que como defensa personal no fueron recibidos en la clase, la matrícula se elevó rápidamente y llegó a 78; al cabo de las dos primeras semanas quedó en 45 y así fue disminuyendo hasta quedar con 24 practicantes.  Posteriormente a los 45 días de comenzar las clases, cuando los alumnos apenas sabían ejecutar las caídas de los ejercicios fundamentales de este deporte, el militar fue trasladado del territorio cubano, de esta forma se frenó el insipiente comienzo de la práctica del judo en Guantánamo.

En 1954 algunos entusiastas entre los que se encontraban Alfredo Sus Lan, hicieron contacto con el presidente de la Federación Cubana de Judo, Andrés Kolychkin. Convencidos de las ganancias económicas que dicha federación puede lograr con el inicio del judo en este territorio, le asignan a Federico Guardia Guerra, cinturón negro y primer dan, quien tenia la misión de impulsar la práctica de este arte marcial en esta tierra, apoyándose en los trabajadores de la base naval yanki.

 El día 10 de noviembre de 1954 comienza organizada y formalmente establecida la práctica del judo en Guantánamo. Las secciones de entrenamiento se realizaban todos los miércoles, por lo que el profesor que la impartía debía trasladarse desde Ciudad de La Habana hasta Guantánamo. Mención especial a Rafael Carrión y Alfredo Sus Lan.

[ Continuará la actualización ]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>